31 AÑOS DE ARMERO Y LA AGONÍA DE OMAIRA SÁNCHEZ GARZÓN

El desastre natural conocido como “LA TRAJEDIA DE ARMERO” fue producido por la erupción del volcán “Nevado del Ruiz” el miércoles 13 de noviembre de 1985, afectando a los departamentos de Caldas y Tolima, aquel fatídico día alrededor de las 9:09 pm, se despertaba “El León Dormido”, como le llamaban al volcán los lugareño; una catástrofe que pudo evitar tomara tantas vidas, pues el gobierno nacional había sido advertido por parte de múltiples organismos vulcanológicos desde la aparición de los primeros indicios de actividad volcánica en septiembre de 1985.

 

Al encontrarse magma ascendente con agua disparando altos chorros de vapor en el aire. La actividad comenzó a declinar en octubre, probablemente porque el nuevo magma había finalizado su ascenso dentro de la estructura volcánica. Una misión vulcanológica italiana analizó muestras de gases de las fumarolas y del terreno alrededor del cráter Arenas, y encontró que estas eran una mezcla de dióxido de carbono y dióxido de azufre, indicando una liberación directa de magma en la superficie. Los científicos publicaron, el 22 de octubre de 1985, un reporte para las autoridades en el que determinaban que el riesgo de lahares era inusualmente alto.

gale_armero_cinco

cuadro a omaira revistadossier.com.coUna tragedia que dejo más de 23.000 muerto, una catástrofe anunciada ante el silencio del gobierno de turno, porque a pesar de las alertas nadie hizo nada, ni se tomó las medidas de evacuación; frente a un país que, aún no se recuperada del toma y retoma del Palacio de Justicia; una noche de noviembre que dejó miles de damnificados y muertos anónimos, socorristas y periodistas recorrían un Armero cubierto de lodo y rocas, buscando esas víctimas y sobrevientas sin nombre para la historia, esas personas que se enfrentaron desprevenida a la tragedia que el gobierno si tenía conocimiento y no le puso el cuidado necesario, como sin importancia ni interés por todo lo que, podría acontecer al tercer municipio más grande e importante del Tolima, que producía la quinta parte del arroz, algodón y café del país.

armero


31 años después las nuevas generaciones y las que presenciaron este hecho por medios de comunicación, y que vivimos un país que habla de construir, no podemos ser indolentes con esta catástrofe y sus anónimas víctimas, entre las que, resalta una niña de 13 años de edad, OMAIRA SANCHEZ GARZON, atrapada entre rocas, lodo y la placa de lo que horas antes era su casa, una pequeña que con ingenuidad y sinceridad ante la calamidad que la rodeaba, contaba a los socorristas y periodistas que la rodeaban que, estaba su padre, tía y hermanito enterrados debajo de ella, y que son sus pies enterrados podría tocar el cuerpo de su tía.

449050_155824_1

 

foto20020100508001209OMAIRA SANCHEZ GARZON, tal vez en estado de shock, por vivir la catástrofe despierta, y recordar los últimos momentos al lado de su tía, padre y hermano, permanecía allí despierta y hablando con los periodistas y socorristas, sobre perder el año, el examen de matemáticas que debía presentar ese viernes 15 de noviembre de 1985, así como de sus padres y su madre, mientras seguía enterrada de la cintura para abajo y fuera del agua y gracias al trabajo de los socorristas, del pecho para arriba, pero por falta de una motobomba no podía ser salvada, pues de ser así, debían cortar sus pierdes desde el nivel de las rodillas, allí estaba el periodista de El Tiempo German Santamaría, quién viajó de regreso a Bogotá ese viernes, al comenzar a escribir la historia de  OMAIRA en el tiempo le solicito al subdirector de tiempo, JUAN MANUEL SANTOS CALDERON, que consiguiera una motobomba, a la media noche del viernes SANTOS hizo abrir un supermercado en Paloquemado, la motobomba salió rumbo a Armero a las 5:00 am, pero por mal clima llego alrededor de 7:30 al lugar donde estaba OMAIRA SANCHEZ, pero el lodo se extraída lentamente.   

11/16/1985.  Volcano eruption in Armero: Omayara, 12 years old, dies after 48h in mud

Fueron 3 días que intentos de rescatar a OMAIRA SANCHEZ GARZON, que finalizaron a las 10:05 am de ese sábado 16 de noviembre de 1985, el rescatista espontáneo Jairo Enrique Guativonza, estuvo al lado de la niña desde el jueves hasta el momento de su muerte, y quien no solo ayudó a desenterrarla, sino quien le permaneció junto a ella toda la noche del jueves dentro de lodo para intentar darle calor, pero después la una de la mañana ella dejó de tener conversaciones coherente, y comenzaba a agonizar; OMAIRA SANCHEZ GARZON, se volvió la imagen de esas víctimas y sobrevivientes de la desgracia, una imagen de una vulnerable niña enterrada en lodo muriendo ante todo un país, una muerte publica, lenta y cruda, donde su primer testigo y consciente de ello, era la misma OMAIRA.

 

FOTO DE FRANK FUORNIER
FOTO DE FRANK FUORNIER

Frank Fournier inmortalizó a la pequeña OMAIRA y su agonía en una foto, en ese momento en que, los ojos de la pequeña se enrojecían y sus mejillas se inflamaban, una imagen que impacto al mundo, la revista París Match la nombro entre los 50 famosos más importantes del Siglo XX, en Japón escuelas llevan su nombre.

xvm479a0ae0-65ef-11e6-8b56-b974c46da7f4-356x453

 

3c6d42f91527f702ff756bf02829e7f7

 

449049_155824_1

 

imagen-16427037-2

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *