BIEN PROPIEDAD DE SAN GIL ES ENTREGADO A UN PARTICULAR EN ARRIENDO

Por Grupo Editorial Dossier

La secretaria de Cultura y Turismo de San Gil entregó en arriendo, a una empresa privada, un inmueble de propiedad del municipio de San Gil, que está ubicado en jurisdicción del Valle de San José, que inicialmente corresponde a un embarcadero para salida de botes de canotaje o rafting. Esta noticia causó revuelo entre operadores turísticos y veedores ciudadanos de San Gil, quienes mostraron su desacuerdo.

Según informó la actual directora de Cultura y Turismo de San Gil, Lina Marcela Salazar Remolina, el proceso de arrendamiento del inmueble lo adelanto la anterior secretaria, Celmira Pereira, quien actualmente es titular de la cartera municipal de educación. El proceso se desarrolló con la entidad AGASTURIN, quien realizó un a convocatorio, para informarle a todos los operadores turísticos de San Gil, para que se realizara las correspondiente propuestas apra la funcionabilidad y uso de este embarcadero, pero sin recibir respuesta de ellos; la convocatoria se realizó entre el 20 de octubre de 2017 y el 31 del mismo mes.

Ante el silencio de los operadores turísticos, y previa visita al lugar, donde se constató su abandono, una empresa privada presentó una propuesta, en tomar en arriendo el embarcadero y una construcción hotelera aledaña al lugar.

El malestar en las empresas prestadoras del servicio de canotaje, es que se les obligue y exija a todas salir de ese embarcadero, y tener que pagar por ello a este operador privado, cuando las empresas  tiene distintos puntos de salida de sus canoas. Respecto a esto, Celmira Pereira, le dijo a Vanguardia liberal, que este embarcadero no era apto para ser utilizado por las empresas de canotaje, por lo que el municipio del Páramo, tiene una prohibición para el desembarque desde este punto, debido a un accidente.

Por parte del instituto de Cultura y Turismo de San Gil, se pudo conocer, que el inmueble aledaño al embarcadero, en el cual está construido el hotel, debido al abandono, este está sin redes eléctricas, baños, y otros bienes, por lo que uno de los compromisos del arrendatario es adelantar las correspondientes mejoras y adecuaciones, para luego de dos años, cancelar los cánones de arrendamiento.

Las denuncias enviadas por redes sociales sobre este contrato señalaban:

“ese muelle propiedad del municipio de San Gil, ubicado en territorio del Valle de San José será entregado a la familia de un ex secretario de la alcaldía. Muelle que ha sido abandonado y ahora pasó a manos de privados. Temen que los operadores sean presionados a ir a embarcar sus clientelas de Canotaje pagando el valor que los nuevos administradores determinen. Piden que sea revisado el tema y se analice el por qué no se le entregó a una asociación de operadores de Canotaje sino a una sola empresa que puede terminar dividiendo el sector”

Las veedurías han manifestado que delintaran estudio detallado de la parte legal de este contrato, pues no comprende por qué AGASTURIN realiza la convocatorio de un predio del municipio, entre otras dudas que han notado, así mismo que le harán seguimiento a la ejecución del contrato.

Fuente: Veedores de San Gil, Redes Sociales, Instituto de Cultura y Turismo, Vanguardia Liberal

Foto Principal: Vanguardia Liberal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *