CAPTURADO MÉDICO CONDENADO POR ABUSO SEXUAL

Por: Mónica Cuadros

Jorge Eduardo Chavarriaga Quiceno, médico de 41 años, fue capturado por miembros del CTI de la Fiscalía, después de permanecer huyendo de la justicia desde diciembre del año anterior, momento en el que el Tribunal Superior Distrito de Pereira revocó el fallo de primera instancia en el que medico habría sido absuelto por el  juez de conocimiento, condenándole a 12 años de prisión por el delito de  acceso carnal abusivo en contra de una mujer que estaba en incapacidad de resistir, por cuanto la corporación jurisdiccional encontró que las evidencias presentadas por la Fiscalía eran suficientes para comprobar su responsabilidad.

Los hechos del acceso carnal abusivo y tramite judicial 

El delito por el cual fue procesado el médico, se remonta al 12 de julio de 2012, cuando la víctima acudió a urgencias en el Hospital Santa Mónica de Dosquebradas (Risaralda) por un ataque de asma. En ese momento se le suministró unos medicamentos que le ocasionaron una taquicardia, lo que conlleva a que la paciente sea remitida ante Chavarriaga.

La mujer se encontraba en estado de indefensión, lo cual aprovechó el profesional de la salud para besar y abusar de la víctima. En ese momento la víctima no denunció lo ocurrido ante el personal del hospital, ni tampoco con su familia. Una vez llega a su hogar se bañó y bota la ropa a la basura.

Días después en el trabajo y en el hogar notaron un estado de depresión, debido a ello, la mujer decidió contar lo sucedido, recuperar la ropa de la basura y poner la respectiva denuncia contra médico.

En el mes de abril de 2013, Chavarriaga fue capturado por orden de detención en su contra, para ser llevado al proceso para darle a conocer la imputación. Después de la legalización de captura y la imputación, el juez de control de garantías resolvió acogerlo con medida de aseguramiento domiciliaria mientras se desarrollara el proceso y se produjera fallo en juicio oral.

En octubre de 2014 el juez de conocimiento lo absolvió, previamente en la audiencia de juicio, la defensa del médico alegó que la víctima sí se podía defender porque el medicamento suministrado no le alteraba los sentidos; asimismo que no hubo testigos y que ella no le contó a nadie de forma inmediata, argumentos que fueron acogidos por el juez. Sin embargo, tanto defensa como fiscalía apelaron la sentencia; la cual en segunda instancia fue resuelta por la sala penal del tribunal de distrito de Risaralda, ente que decidió revocar el fallo de primera instancia y condenar al medicó por los delitos acusados a pena de prisión de 12 años, la decisión fue proferida el 12 de diciembre de 2016.

El medico durante el termino en que se decidió la apelación huyó, por lo que el tribunal profirió en la fecha del fallo orden de captura, la cual se hizo efectiva esta semana cuando las autoridades lo capturaron en zona céntrica de Manizales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *