CONDENADO A 12 AÑOS DE PRISIÓN ALBERTO STYLEE

Articulo El Colombiano

La Corte Suprema de Justicia confirmó la sentencia condenatoria de 12 años de prisión contra Carlos Alberto Pizarro, conocido bajo el nombre artístico de Alberto Stylee, por los delitos de tentativa de homicidio y porte ilegal de armas.

Héctor Pinzón Gómez, abogado del cantante de reguetón, lamentó la decisión y dijo que los tomó por sorpresa a él y a su cliente. “Estamos demasiado extrañados por la decisión, porque las pruebas daban para que lo absolvieran. Por eso no vamos a cesar y vamos a seguir con dos figuras legales que todavía nos quedan”, dijo.

“Voy a interponer una tutela por vía de hecho por error grave de la Corte. Eso implica que la tiene que revisar la Sala Civil y la Sala Laboral del Consejo Superior de la Judicatura, y si no, la Corte Constitucional. Y si eso no funciona, acudiremos a la Corte Internacional de Derechos que tiene sede en Washington”, dijo.

Mientras eso sucedía, desde el exterior el cantante publicó una fotografía acompañada de una reflexión: “A veces la situaciones de la vida ponen tu vida en juego, pero cuando pones a Dios adelante de todo no hay por que temer! El que no tiene hecha no tiene sospecha y confío en Dios que todo saldrá bien”.

Luego publicó otra foto desde un estudio de grabación acompañado de otros cantantes y productores de música urbana.

Pinzón aseguró que su cliente está muy afectado. “Si me dio duro a mi como abogado, imagínese lo que pudo sentir él que es inocente”, dijo.

¿Qué pasó?

El 26 de febrero de 2012 en una fiesta de cumpleaños que se realizaba en una finca ubicada en Copacabana, al norte de Medellín, Edwin Alfredo Henao Moná recibió dos disparos: uno en la cabeza y otro en el abdomen.

Según indicó la Fiscalía, luego de versión dada por la víctima, el responsable habría sido el reguetonero Alberto Stylee, que habría atacado a Henao por celos, luego de que este al parecer sostuviera una conversación con una mujer que acompañaba al cantante.

Edwin Alfredo relató a la Fiscalía que el primer disparo que recibió fue en el abdomen y que al salir huyendo del lugar, el sujeto lo persiguió y le disparó de nuevo a la cabeza.

“El disparo le fractura el antebrazo y le roza el cráneo”, dice el abogado de la Familia de Edwin. El muchacho fue trasladado con sus dos heridas en estómago y cabeza, por dos de sus amigos hasta un hospital en Copacabana y luego remitido a Medellín por la gravedad de sus lesiones.

Por más de un mes Edwin estuvo en coma y por dos años sometido a toda clase de cirugías y procedimientos por infecciones que le daban, hasta su fallecimiento el 27 de mayo de 2014.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *