CONDENADOS POR HOMICIDIO AGRAVADO Y CONCIERTO PARA DELINQUIR EN CALIDAD DE CÓMPLICES

Por Grupo Editorial Dossier R.R.

El Juez Tercero Especializado de Bucaramanga dicto fallo condenatorio de 13 años de prisión a la exrectora del colegio del corregimiento de Riachuelo, en Charalá, Santander, Lucila Gutiérrez de Moreno y a su esposo, el exconcejal de esa localidad, Luis María Moreno, se les señaló de haber participado en el asesinato del líder campesino Libardo Díaz Díaz, y que fue perpetrado por grupos paramilitares del Bloque Comuneros Cacique Guanentá de las Autodefensas Unidas de Colombia, en el 22 de julio año 2001. Libardo Díaz Díaz era señalado como presunto auxiliador de la guerrilla, lo que llevo a su ejecución por parte de los paramilitares.

La fiscalía General de la Nación les imputó cargos por los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con concierto para delinquir en calidad de cómplices, por sus relaciones y participaciones en los delitos del grupo al margen de la Ley.
“Los hoy condenados son también investigados por los delitos de concierto para delinquir agravado, secuestro agravado, acceso carnal violento en persona protegida, esclavitud sexual, desplazamiento forzado, acto sexual abusivo y reclutamiento ilícito, ya que presuntamente los esposos forzaban a niñas y jóvenes estudiantes para que tuvieran relaciones sexuales con los paramilitares de la zona”, señaló el ente acusador. Esta es la primera condena lograda por la Fiscalía en contra de esta pareja.

1461673179_333073_1461673339_noticia_normal
Contra Lucila Gutiérrez de Moreno también se adelanta investigación penal por la esclavitud sexual que paramilitares realizaron en el colegio del que fue rectora, por presuntamente haber permitido que los paramilitares del bloque “Cacique Guanenta” de las Autodefensa Unidad de Colombia perpetraran estos hechos; su esposo es conocido por sus declaraciones sobre que los abusados no eran las niñas del colegio sino los militantes de las AUC.

Las otras investigaciones con la pareja de condenados se adelanta por los delitos de concierto para delinquir, secuestro agravado, acceso carnal violento en persona protegida, esclavitud sexual, desplazamiento forzado, acto sexual abusivo y reclutamiento ilícito. Los hechos presuntamente sucedieron entre los años 2001 y 2003.

Fotos internet

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *