EDUCACIÓN MEDIA: ESLABÓN PERDIDO

Por Grupo Editorial Dossier

Esta semana queremos compartir con nuestros lectores la columna de opinión del Senador Juan Manuel Galán Pachon, publicada para vanguardia liberal el pasado 17 de julio de 2017, la que tituló “Educación media: eslabón perdido” donde hace un reflexión sobre la educación en Colombia, conozca columna a continuación:

 

Educación media: eslabón perdido

Llegó la hora del examen para los que están a punto de graduarse. El ICFES acaba de anunciar que el próximo mes de agosto se llevará a cabo la prueba Saber 11. Un examen que no solo selecciona los estudiantes que pueden ingresar a la educación superior, sino que evalúa la calidad de la formación de los colegios en el país.

Los números nos muestran bajas tasas de cobertura neta en educación media, pobres resultados educativos de instituciones oficiales, ausencia de bilingüismo, amplias brechas económicas y sociales en las regiones, y un especial déficit de educación en las poblaciones rurales, indígenas y afrocolombianas. La crisis es aún mayor: se trata de la insatisfacción y deserción de los jóvenes con la educación recibida.

Por eso debe propender porque aprendan lo que necesitan aprender.

Para esto, es necesario que la sociedad, la familia y el Gobierno Nacional, fortalezcan su relación con los docentes, que las entidades públicas en todos los niveles, trabajen de manera coordinada con los establecimientos educativos para mejorar su gestión y superar el caos administrativo actual.

Expertos afirman que la población egresada de la educación media, entra al mundo laboral y generalmente se ocupa en oficios de baja calificación y remuneración. Entonces requiere vincular las necesidades del sector productivo con la formación de capital humano en el país.

La nueva arquitectura de la educación, debe plantear una renovada comprensión del sentido y el propósito de la media, de los actores que participan en la definición de los contenidos de formación, y de los perfiles docentes. La educación media hoy en el mundo, asume la tarea de preparar a los jóvenes para la realización de sus proyectos de vida productiva. Por esa razón, debe desarrollar no solamente competencias cognitivas y habilidades para los oficios, sino también fortalezas socio afectivas y actitudes asertivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *