EL QUE NADA DEBE

Por: Jesus David

“Con inquietud veo que estos controles que aplica la policía se ven entorpecidos”

 

Soy Motociclista, hace ya más de un año compré una moto la cual me ha servido como medio de transporte todo este tiempo, siempre he tenido mis documentos al día (Seguro, tecnomecanica, licencia de conducción, tarjeta de propiedad) así mismo que he acatado las normas de movilidad que el municipio decreta y con preocupación veo el creciente problema que a continuación narraré. Partiremos del hecho que una persona ya es infractora cuando no cuenta con uno de los documentos que nombré anteriormente, resaltaré que en ese caso la persona sería acreedora a una sanción.

Por medio de retenes sobre vías de alto tráfico vehicular la policía actúa como ente regulador de que todos cuenten con la documentación reglamentaría, en su ejercicio, el policía debe retener el vehículo, solicitar a la tripulación los dichos “papeles” y revisar que todo esté en orden o de lo contrario aplicar la multa correspondiente para el caso.  Con inquietud veo que estos controles que aplica la policía se ven entorpecidos por la misma comunidad que notifica a los infractores por diferentes medios la ubicación de los nombrados retenes, este gesto, muchos lo ven como una acción solidaria, pero más allá de eso, lo único que logran es acolitar la irresponsabilidad de los conductores.

“todos hablan de una “persecución” a los motociclistas, pero si miramos el trasfondo, la única persecución que hay es la de los infractores.”

Ahora, con la reciente actualización al plan de movilidad de la ciudad, la cual restringe el estacionamiento de vehículos y motocicletas en ciertos sectores del municipio con el fin de mejorar el tránsito vehicular y evitar represamientos, ciertas áreas limitadas quedaron designadas para el estacionamiento gratuito** tanto de carros como de motos, de no ser allí se debe buscar uno de los parqueaderos en los cuales sí será necesario el pago para hacer uso del servicio. Este tema actualmente está en auge, la indignación de los conductores no tardó en hacerse pública cuando vieron que las sanciones correspondientes al desacato de la norma iban desde comparendos hasta la inmovilización del vehículo, pero, no conformes aquellos infractores conscientes de su error arremeten contra el agente policial física y verbalmente, tratándolos de “Ladrones” hechos que muestran la carencia de cultura vial de los pilotos Sangileños.

A final de cuentas, todos hablan de una “persecución” a los motociclistas, pero si miramos el trasfondo, la única persecución que hay es la de los infractores. Quiero llegar a que  si todos los conductores tuvieran sus documentos en regla y siguieran la norma, no estarían en constante zozobra de que los detenga un retén policial; cambiar el pensamiento de “Alcahuetear” el mal actuar, entender que el adquirir un vehículo acarrea responsabilidades y asumir con franqueza los errores.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *