LA LIBANESA QUE ROBÓ LAS MIRADAS EN LA BODA DE MESSI Y ANTONELLA

Por Lissie T.R.

La esposa del Fabregas, Daniella Semaan, se robó todas las miradas en la boda de Messi, aun que no lo parece ella tiene  42 años y cinco hijos, es dueña de una figura deslumbrante y originaria de Libano. De Miziara, un pueblo de apenas 5.000 habitantes ubicado al norte del Líbano, a Rosario, la tercera ciudad más poblada de la Argentina. El destino puso a Daniella Semaan, en su momento una desconocida chica libanesa, en una de las bodas más mediáticas de la historia, donde se destacó entre todas las mujeres. Llamo la atención de los asistentes, llegando a descarase entre la novia de la boda y Shakira, que llamo mucho la atención con su asistencia en redes sociales. una cantante de fama mundial. Otras novias de futbolistas también llamaron la atención.

Ha vivido en Líbano, Inglaterra y España. La bella morena tuvo un recorrido largo antes de convertirse en unas de las novias de jugadores de fútbol más deseadas del planeta. Con sus ojos verde agua, su boca de labios carnosos, su sonrisa perfecta y su cuerpo esbelto, actualmente ocupa el podio entre las “botineras” más bellas del mundo.

De Beirut a Londres, con su primer matrimonio

Mucho antes de conocer a Fábregas, la bella Daniella vivió en Beirut, la capital de su país. Se trasladó a la gran ciudad, a 100 kilómetros de su pueblo, para comenzar una carrera como modelo. En 1998, con 23 años, contrajo matrimonio con Elie Taktouk, un empresario inmobiliario también nacido en Miziara, que luego de la ceremonia se la llevó con él para instalarse en Londres. Ella disfrutaba de los lujos de la capital británica, mientras su marido crecía como hombre de negocios. Poco después nacieron María y Joseph, sus hijos.

Su vínculo prosperó hasta 2010. Ese año, Daniella Semaan coincidió con algunos futbolistas en un lujoso restaurante japonés llamado ‘Nozomi’. Entre ellos, Cesc Fàbregas, por entonces figura del Arsenal y de la Premier League. El jugador español estaba en pareja con Carla García. Pero la atracción los superó, cruzaron miradas e intercambiaron números de teléfono. Poco después comenzaron una relación que fue creciendo a pasos agigantados.

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

 

Una publicación compartida de Daniella Semaan (@daniellasemaan) el

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *