NO COSIGNACIÓN DE CESANTIAS, INDEMNIZACIÓN A FAVOR DE TRABAJADOR

Hoy, 14 de febrero es la fecha límite que tiene los empleadores para consignar en el fondo de cesantías los valores correspondientes a las cesantías por la relación laboral con sus trabajadores desde el primero de enero hasta 31 de diciembre del año inmediatamente anterior, pero en la práctica no parece darse bajo la mala práctica de cancelarle año a año junto a otros factores salariales las cesantías directamente al trabajador o por que no suscriben contrato laboral escrito, entre algunos casos.

El numeral 3 del artículo 99 de la ley 50 de 1999 es la norma que señala la obligación del empleador de consignar antes del 15 de febrero la cesantías que se deben liquidar a 31 de diciembre; de igual forma por el incumplimiento la norma señala como sanción para el patrono, el pago de un día de salario por cada día de retardo en dicha consignación, por lo que en la práctica podría generar un cuantioso pago por parte del empleador o la empresa; es de señalar que dicha sanción no es automática, es decir que el trabajador debe reclamarla.   

cesantias (1)

El artículo 99 de la ley 50 de 1990 señala:

El nuevo régimen especial del auxilio de cesantía, tendrá las siguientes características:

1a. El 31 de diciembre de cada año se hará la liquidación definitiva de cesantía, por la anualidad o por la fracción correspondiente, sin perjuicio de la que deba efectuarse en fecha diferente por la terminación del contrato de trabajo.

2a. El empleador cancelará al trabajador los intereses legales del 12% anual o proporcionales por fracción, en los términos de las normas vigentes sobre el régimen tradicional de cesantía, con respecto a la suma causada en el año o en la fracción que se liquide definitivamente.

3a. El valor liquidado por concepto de cesantía se consignará antes del 15 de febrero del año siguiente, en cuenta individual a nombre del trabajador en el fondo de cesantía que el mismo elija. El empleador que incumpla el plazo señalado deberá pagar un día de salario por cada día de retardo.

4a. Si al término de la relación laboral existieron saldos de cesantía a favor del trabajador que no hayan sido entregados al Fondo, el empleador se los pagará directamente con los intereses legales respectivos

Si a 14 de febrero el empleador no consignó la liquidación de cesantías, incurre en una sanción por cada día de mora, y si al igual ha pasado varios años debe liquidarse conforme lo señala el artículo 65 del Código sustantivo del trabajo, que reza:

Si a la terminación del contrato, el empleador no paga al trabajador los salarios y prestaciones debidas, salvo los casos de retención autorizados por la ley o convenidos por las partes, debe pagar al asalariado, como indemnización, una suma igual al último salario diario por cada día de retardo, hasta por veinticuatro (24) meses, o hasta cuando el pago se verifique si el período es menor. (…)

Las cesantías son un concepto laboral que prescribe 3 años después de terminado el contrato laboral y no 3 años después de cada 15 de febrero, que sería realmente la fecha en que el trabajador puede disponer de ella, y no año a año como los demás derechos laborales, al respecto debe citar la sentencia de la Corte Suprema de Justicia, de veinticuatro (24) de agosto de dos mil diez (2010) :

De la prescripción de la cesantía.

En este punto conviene aclarar, como ya se advirtió, que el auxilio de cesantía que no fue consignado en la oportunidad prevista en la ley, esto es, antes del 15 de febrero del siguiente año, no se encuentra afectado por el fenómeno jurídico de la prescripción en vigencia de la relación laboral, así la ley disponga que su liquidación sea anual, habida consideración que para efectos de su prescripción debe contabilizarse el término desde el momento de la terminación del contrato de trabajo, que es cuando verdaderamente se causa o hace exigible tal prestación social, en los términos del artículo 249 del C. S. del T..

En efecto, el auxilio de cesantía es una prestación social y cualquiera que sea su objetivo o filosofía, su denominador común es el de que el trabajador solo puede disponer libremente de su importe cuando se termina el contrato de trabajo que lo liga con su empleador. Pues durante la vigencia de su vínculo, no puede acceder al mismo sino en casos especiales que están regulados por la ley,

Por lo que los empleadores deben ser cuidadosos en el manejo del tema de las cesantías, no desconocer su pago y buscar cuando no se logro la consignación medios de conciliación y acuerdo con el trabajador o los trabajadores, sobre esta indemnización, ellos quedan el libertad al momento de la terminación de la relación laboral de reclamar los últimos 3 años de indemnización en caso de no consignación de las cesantías antes del 15 de febrero de cada año, y las cesantías de todo el tiempo de la relación laboral, lo que puede acarrear para el empleador o la empresa altos costos de indemnización, por falencias al no asesorarse laboralmente.

Artículo por: Rurik Rostov Parada, Servicios Jurídicos – Santa María S.A.S y Parada & Rojas Asociados.

  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *