NOTAS SOBRE EL CONTROL DIRECTO

victor-orielson-leon-parada-revistadossier-com-co 

 

Por: Víctor Orielson León Parada

Abogado y Catedrático en Derecho Penal,

 

 

 

Las enseñanzas del Innombrable # 82 son siempre las mismas, tomadas de su señor padre: “amasar fortuna a cualquier precio y negociar, si es preciso, hasta con el mismo demonio”. Se predicaba esta “apostasía” como dogma para poder pertenecer al grupo base de la organización. Según por los mandatos del #82, ellos están dispuestos en tres elementos: La Cizaña Intolerancia, la Cizaña Violencia y la Cizaña del Cinismo. Quien escribe y otros muchísimos más, se preguntan: ¿Alguien nos puede explicar, algún teórico académico del fundamento programático del CD, cuándo la Intolerancia, la Violencia y el Cinismo hay que mencionarlas como mandato Constitucional? ¡El país, alucina! ¡Cuánta desvergüenza y cuánta gente pendeja se deja manipular! ¡Que el tal Dios de cada uno, nos pille confesados! Bueno, a los que no creemos en ellos, que nuestras pírricas fortunas no sean del interés de ellos…, y que no les produzcan ánimos para expropiárnoslas o rapárnoslas…

Le echan la culpa a Dios y él, abstracto que es, no tiene ninguna culpa de que carteles de mafiosos políticos, con sus miles de tentáculos de pulpo “cogedor”, disfrazado de partido político y con nombre mentiroso de “Centro Demos cracia” (en el origen del vocablo “democrático”, allí no existe una democracia de derecha, ni de centro ni de izquierda, solo existe, demos: pueblo y cracia: poder: poder del pueblo). Ese grupúsculo del CD, se ha expandido y busca enquistarse dentro de las sectas religiosas paganas, llegan allí sin ningún miramiento religioso pero si pagano, acuden a los grupos de monjitas, curitas, diáconos, chaoistas (no chavistas ni castristas), malabaristas que a donde llegan, saquean los bolsillos y las conciencias de los pendejos ofreciéndoles dádivas y coimas, algo así como las laminitas que entregan los curas, en alusión a que media humanidad vive de la otra, media… Los amigos captados, es decir los pastores, solo pueden hacer eco de ese dogma so pena que, una vez vuelva a llegar el CD al poder supremo del gobierno, sus licencias de oración pagana vuelvan a renovarse y, obvio, con las exenciones legales por los tributos recaudados, en la retoma: ¡Solo deben informar, con la fe del Cristo y del Pastor, la gran mentira!

Retoman estos del CD, algunas historias desviadas, no suficientemente explicadas ni mucho menos probadas. Acerca de la gran mentira que crearon Séneca y Constantino. Las traen desde el reciente Imperio Romano (tan solo desde hace 2.300 años, cuando el hombre ha estado sobre la tierra por más de 6.400 años), imperio que todavía no ha terminado, sino que se mutó, cambió como el camaleón, en otros paradigmas, insinuados por Constantino, quien inventó y compiló los libros de una Biblia, en escritos, supuestamente iluminados por profetas y todos saben y sabemos que quienes los que los escribieron fueron unos amanuenses, que recibían unas pagas voluminosas por copiar historias anteriores de otros, de historias de otros no confirmadas.

Incluso, para escribirlas, tomaron tradiciones de otros pueblos, como los hebreos o judíos, por ello, los latinos los invadieron y les robaron su religión. De ello se dieron cuenta, más tarde, Lutero y Calvino, quienes fueron los primeros que se rebelaron a esa gran mentira, obvio, no fueron tan tontos, crearon similar poder omnímodo con los políticos ricos de sus jurisdicciones: Enrique VIII y otros reyes que vieron con buenos ojos, el protestantismo. La Iglesia Católica, furiosa, se inventa el Tribunal de la Inquisición o Santo Oficio solo para meter miedo y terror; es decir, creó una novela de terror pero le argumentó otras variables para captar otras tendencias religiosas como el mitraísmo, zoroastrismo, el zen, adanismo, orfismo entre muchos más y otros dogmas de origen oriental, judío y hermético. Advirtiendo que dentro del variopinto campo de las nuevas sectas y sociedades secretas (religiosas, esotéricas, mágicas, políticas, extraterrestres, cientificistas, etc.), no se establece claramente la divisoria entre la demencia pura y la explotación).

Luego, este Imperio Romano invadió, masacró y esclavizó a pueblos desvalidos para robarles e imponerles esta su pagana religión. Es lo que todavía tenemos, en nuestros días. Todos nos dimos cuenta a través de los medios, cómo el #82, en compañía del exproculo, y toda la caverna del CD se “metieron” abusivamente en los templos y cultos sectarios de las gentes que, es posible que tengan algunos pecados, entre ellos el venial, muy pequeños ellos, y que buscan en estas ceremonias es expiar sus culpas y así poder mitigar sus dolencias espirituales, ellos están en su derecho y no somos nosotros las autoridades supremas para controvertir sus falencias. No es de nuestro resorte hacerlo. Pero lo que sí nos llena de pánico y de rabia, es que un grupo travieso de timadores, estafadores y avivatos se quieran aprovechar de estas tinieblas de las gentes, o mejor, de los miedos de las gentes que creen que por esos supuestos pecados, deberán ir al infierno, caldera hirviendo que tampoco existe, o, sí, es el Sol.

Dos tipos de gentes son los seguidores del CD que se han distinguido: Por un lado, están las víctimas, los abusados por esa falsa ideología, que es una ideología del crimen, y que son personas algo retardadas en sus apreciaciones de ver las realidades que les golpean, los podemos categorizar como los “buena gente”, aun rescatables, pero bastante bobos, es decir, no son “listos”, necesitan de un embaucador que les marque y señale el camino, algo así como a esa oveja que el perro guardián la cuida y le advierte cuál es la ruta a seguir y que si se sale del camino, pues puede ser mordida en sus miembros inferiores. Estas “ovejas” son las que entregan el diezmo, entregan sus bienes a una organización que les pide y exige que se sacrifiquen por ese país “noble, puro, sumiso y trabajador”, que se lo quiere comer y devorar el comunismo, el socialismo, el castrochavismo y que lo quieren destruir los librepensadores con ideas y tendencias absurdas (sin embargo, nunca explican qué es una idea absurda, porque no conocen qué es una idea justa).

De otro lado, están los “listos”, los “aviones”, esta clase de gente que integra el CD, son los ricos ganaderos, los ricos a los que les encanta no pagar los tributos de sus ganancias, ellos son los que apoyan a estos para poder seguir manteniendo sus poderes gamonales y de no tributación al Estado, como corresponde; son quienes no entregan sus dinero a este Estado, supuestamente democrático, y deciden colocarlos en los Papers Panama, para así evadir la tributación a sus onerosas ganancias; sino más bien, que estos son todo lo contrario, porque la mayoría de las veces, en sus virtudes, resulta que no son tan “buenas gentes”, ni buenos ciudadanos. Muchos de ellos están presos por asesinos y desfalcadores del Estado, sin embargo, no se salen de su estructura del CD, que creen todavía, algún poder tiene, porque se ha comprado y amangualado con algunos jueces para esconder y desaparecer los procesos judiciales y disciplinarios, por sus fechorías, ya demostradas y cantadas.

Estos “listos”, llamados también los “Echeverry” por qué tumban a cuanto bobo se les aparezca, son los responsable de tantos fraudes al dinero público y privado, también (se quedan con las tierras de labranza de los campesinos y los desaparecen descuartizándolos y metiéndolos en fosas comunes, para que no reclamen). Además de ser los autores directos de la mayoría de delitos que comete este grupúsculo politiquero del #82 de forma sistemática, a saber: fraudes, estafas, coacciones, amenazas, injurias, calumnias, violación a las intimidades, acosos, falsificaciones, secuestros, homicidios, tráficos de sustancias, tierreros y usurpadores de posesiones, tráfico de influencias y de toda la demás tipificación penal de la ley sustancial penal, nacional e internacional.

Estos delitos se cometen con suma facilidad e impunidad (magistrados involucrados y zares anticorrupción en el ente acusador) gracias a la red clandestina y por tanto ultra secreta que fue diseñada en el anterior DAS, por medio de la cual se ayudan unos a otros para ocupar los cargos públicos claves del Estado y, por supuesto, por garantizar su impunidad. En el caso extremo de caer y ser procesado como delincuente, su detención se hará en las casas fiscales de las guarniciones militares y de policía y en los clubes sociales de los militares. Los menos socios a este club del CD, los disponen en sendos patios elitistas de las cárceles, donde cada fin de semana son atendidos en fiestas familiares, con buen whisky, carne de Andres carne de res, amigobias y bailoteos animados con cantantes vallenatos.

Recuerdo los “pájaros” de la violencia en el Valle del Cauca. Cuando se llama pájaro a alguien, se refiere a que es astuto (listo) y no inspira confianza (no es buena gente). Por sistema, estos pájaros se hacen los locos, es decir, niegan todos sus delitos y actúan con un descaro sin límites para impedir que se les investigue, lo que en mi opinión los delata como culpables antes de realizarse cualquier investigación. Hacerse del loco no implica solo negar sus delitos, sino tener también una actitud engañosa, desviando la atención continuamente e impidiendo que las víctimas, en mi opinión, somos la mayoría de la sociedad colombiana, puedan hacerse a una meridiana idea de lo que se trata en realidad, es decir de “dinero” y de quien anda realmente detrás de la desaparición de tanto dinero que no se investiga. Por las razones expuestas pienso que un calificativo que los pueda definir muy bien, de forma tal que la gente se pueda hacer una idea más aproximada de qué se trata cuando los “listos” del CD, andan de por medio, sería, denominarlos como los “Pájaros están Locos”.

Recuerdo la película de los (The Birds) “pájaros” de Alfred Hitchcock. Semeja ella a que Colombia está amenazada por los “pájaros”, cuando sorpresivamente una gaviota ataca a una mujer con los ojos (tapados) vendados (Justicia) y la hiere en la frente, y la deja sangrante y conmocionada; luego, aparece el ataque de las gaviotas a los niños (población campesina e indígena)…, de ahí en adelante, los pájaros se desenfrenan en sus ataques hasta que el pueblo (país Colombia) se envuelve en un caos con explosiones y ataques (paramilitarismo – guerrilla – corrupción – delincuencia) por parte de las aves. Las gentes se encierran en sus casas por el miedo de ser atacadas. Luego llegan los “cuervos” que se introducen en las casas (extorsionistas y usurpadores de tierras campesinas) y atacan a sus moradores. El país entra en un estado de shock, de pánico angustioso, los pocos que pretenden huir en sus autos (Proceso del Acuerdo de Paz), tienen dificultades porque los caminos de salida al conflicto están llenos de pájaros, acechando y dispuestos a atacarlos, para que no alcancen su plena libertad…, lo que obliga a continuar la guerra interna, nacional.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *