«TENEMOS QUE APRENDER A PERDONARNOS Y A RECONCILIARNOS»: SANTOS

Artículo Colprensa

El presidente Juan Manuel Santos asistió este domingo a la partida de la versión 39 de la Caminata de la Solidaridad por Colombia, la última en su calidad de jefe de Estado.

Acompañado de su esposa, la Primera Dama María Clemencia Rodríguez, el primer mandatario aprovechó la ocasión para enviar dos saludos especiales a deportistas colombianos: a Egan Bernal, quien este domingo se coronó Campeón del Tour de L’Avenir, en Francia, y al marchista Eider Arévalo quien hace pocos días ganó la Medalla de Oro en los 20 km del Mundial de Atletismo.

“Nuestros deportistas dejan el nombre de Colombia en lo más alto, a Egan lo recibiremos con los corazones abiertos”, dijo Santos. Y respecto de Arévalo, anunció que el Gobierno Nacional le entregará una vivienda.

“Eider Arévalo, lo felicito, usted les cumplió a los colombianos el sueño de tener otros campeones y nosotros le vamos a cumplir un sueño, por eso le vamos a entregar la casa que quiere y la que se merece porque usted entrena y trabaja muy duro y es un orgullo para todos nosotros”, afirmó.

Santos aprovechó esta versión de la Caminata de la Solidaridad por Colombia para destacar el valor del perdón y la reconciliación, y puso como ejemplo a María Carolina Hoyos Turbay, nieta de doña Nidia Quintero, quien hasta el año pasado dirigió la Caminata de la Solidaridad.

“Tenemos que aprender a perdonar, y en eso usted María Carolina, nos dio una lección cuando se encontró cara a cara con el verdugo de su madre, nuestra querida Diana Turbay, y lo perdonó. Esa es la grandeza del espíritu humano, y sobre todo del perdón”, afirmó el Presidente de la República.

Santos agregó que esta nueva etapa de la Caminata de la Solidaridad por Colombia coincide con el final del conflicto armado. “Hoy, en este momento, a menos de diez cuadras de aquí –en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada- se celebra la primera convención política de las Farc. Quién iba a pensar hace unos años que eso era posible. Ahora lo que tenemos que hacer es reconciliarnos, si fuimos capaces de ponerle candado a la guerra qué nos impide ponerle candado al egoísmo, a la indiferencia. Por primera vez en mucho tiempo las armas en vez de aumentar se destruyen para convertirse en monumento a la paz”, dijo Santos.

Y recordó que en menos de diez días llegará al país Su Santidad el Papa Francisco a dar el primer paso para nuestra reconciliación.

“Es hora de construir juntos, por encima de nuestras diferencias, el país solidario que todos anhelamos. El reto de todos los colombianos ahora es aprender a bajar la guardia, a ponernos en los zapatos de los demás, tenemos que aprender a perdonarnos y a reconciliarnos”, dijo.

Y concluyó: “Caminemos, enfrentemos el miedo y el odio con las fuerzas positivas del amor, la comprensión, la solidaridad y el respeto por las diferencias. Una Colombia en paz sí es posible”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *