CANCILLERÍA VENEZOLANA REPUDIA EL RETIRO DE GILLMAN DE ROCK AL PARQUE

Por Mónica Cuadros

La cancillería venezolana repudió el retiro del rockero Gillman del festival de Rock que se hace en Bogotá, el músico declarado abiertamente chavista es reconocido en la escena del rock latinoamericano y conocido por los metaleros de Colombia, la cancillería señaló:

descarga (1)
Chucky Garcia

 «Deploramos esta actitud políticamente motivada, que demuestra una visión intolerante, excluyente y que extiende la agenda hostil y de agresión contra el gentilicio venezolano que se ejecuta desde Colombia».

Todo empezó como una voz de inconformidad de Julio Correal, uno de los fundadores de Rock al Parque. Se dio a pocos días de que publicó el primer grupo de artistas donde aparecía Gillman, Correal no comparte que el músico sea  militante en el chavismo, y con los días empezó a hacer más vehementes, y hasta ofensivas, las críticas a Gillman, a Rock al Parque.

Por Twitter, Correal elevó sus reproches y mostró vídeos de disturbios y noticia de la situación del vecino país. Los trinos que lanzó abrieron el sendero para que otros internautas se unieran a su campaña, generando la suficiente presión para que su disgusto llegara a oídos de la organización del certamen.

Julio Coreal
Julio Coreal

El Curador del certamen Chucky Garcia señaló “no quería profundizar sobre la ya conocida situación en Venezuela – Muy alejada de la música y de Rock Al Parque_; después rechazo el tono de los reclamos de Correal.

El viernes desde el interior de Idartes confirmaron que el venezolano estaba fuera del festival, pese a que, hasta entrada la noche, aún no se ha emitido comunicado o notificación alguna más allá de las declaraciones que dio la directora de la entidad a W Radio.

“Los festivales Al Parque siempre son apolíticos y la selección de los artistas se hace con un criterio meramente artístico (…) Todas las personas que se suben a la tarima tienen su posición p0olítica y nosotros no nos metemos con nada; sin embargo, se empezó a armar la posibilidad de que boicotearan la presentación del artista y nosotros, como Distrito, no podemos exponer a los miles de jóvenes que asisten”, aseguró Juliana Restrepo, directora de Idartes, quien explicó que lo que se había decidido era “aplazar” la presentación”

En rechazo a la medida, el ministerio de Relaciones Exteriores venezolano consideró a Gillman uno de «los más exitosos y reconocidos cultores del rock latinoamericano». Y  aseguró, «resulta doblemente vergonzosa esta agresión». Caracas acusa al gobierno de Colombia de formar parte de una «coalición» que, liderada por Estados Unidos, promueve un plan de «intervención internacional» en Venezuela.

La Cancillería agregó que Gillman fue retirado «por miserables presiones de un empresario del espectáculo», al que no menciona, y «la inculta oligarquía colombiana».

Gillman manifestó su malestar por la decisión ya que, aunque sabía de la cruzada por sacarlo de Rock al Parque, jamás le comunicaron la decisión de “aplazar” su participación en el festival.

El artista venezolano hizo pública una carta en la que dijo estar preocupado por la situación. La misiva la inicia Gillman reconociendo que conocía las motivaciones y personas que estuvieron exigiendo su salida. “Respetamos sus consideraciones al respecto ya que entendemos perfectamente que se pueden sentir abrumados ante la respuesta desfavorable y agresiva por demás, de un pequeño grupo de personas que publicaron por las redes sociales mensajes llenos de odio e incitación a la violencia cuando anunciaron nuestra participación”, manifestó el músico venezolano, figura indiscutible del rock de la región.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *